Buscar
Rebajado

Wharfedale D330 + D310 + D300C + SW-10

Wharfedale D330
Wharfedale D310
Wharfedale D300C
Wharfedale SW-10

Wharfedale D330

A principios de la década de los 80’ del siglo pasado, Wharfedale creó el punto de partida para las acústicas de Alta Fidelidad de última generación “asequibles”. Casi cuatro décadas después, la veterana firma británica redefine una vez más el concepto de caja acústica “low cost” de altas prestaciones con la completamente renovada Serie D300. Propuesta simultánea con la ya existente Serie Diamond 11 aunque con un nivel de precio incluso inferior, la Serie D300 combina recintos de aspecto muy audaz con muchas tecnologías similares, específicamente desarrolladas y rediseñadas para dicha gama, como por ejemplo los transductores y el sistema bass-reflex. El resultado se puede apreciar en esta estilizada y compacta columna de dos vías y media cuyas prestaciones desafían los cánones establecidos en cajas acústicas de su precio. Negro, blanco y nogal.

Wharfedale D310

A principios de la década de los 80’ del siglo pasado, Wharfedale creó el punto de partida para las acústicas de Alta Fidelidad de última generación “asequibles”. Casi cuatro décadas después, la veterana firma británica redefine una vez más el concepto de caja acústica “low cost” de altas prestaciones con la completamente renovada Serie D300. Propuesta simultánea con la ya existente Serie Diamond 11 aunque con un nivel de precio incluso inferior, la Serie D300 combina recintos de aspecto muy audaz con muchas tecnologías similares, específicamente desarrolladas y rediseñadas para dicha gama, como por ejemplo los transductores y el sistema bass-reflex. El resultado se puede apreciar en este atractivo y diminuto monitor de estantería de dos vías cuyas prestaciones desafían los cánones establecidos en cajas acústicas de su precio. Acabados en negro, blanco y nogal.

Wharfedale D300C

A principios de la década de los 80’ del siglo pasado, Wharfedale creó el punto de partida para las acústicas de Alta Fidelidad de última generación “asequibles”. Casi cuatro décadas después, la veterana firma británica redefine una vez más el concepto de caja acústica “low cost” de altas prestaciones con la completamente renovada Serie D300. Propuesta simultánea con la ya existente Serie Diamond 11 aunque con un nivel de precio incluso inferior, la Serie D300 combina recintos de aspecto muy audaz con muchas tecnologías similares, específicamente desarrolladas y rediseñadas para dicha gama, como por ejemplo los transductores y el sistema bass-reflex. El resultado se puede apreciar en esta compacta y versátil caja acústica central de dos vías y media cuyas prestaciones desafían los cánones establecidos en cajas acústicas de su precio. 

Wharfedale SW-10

La serie SW de subwoofers ofrece un nivel de rendimiento nunca antes visto en su clase. Las revolucionarias unidades de accionamiento, los módulos amplificadores y las etapas de filtrado están presentes en todos los modelos. Consiguen el equilibrio perfecto entre potencia y calidad de sonido, ofreciendo unos niveles de presión sonora notables, pero conservando el control suficiente para ser considerados audiófilos en calidad.

La nueva gama de subwoofers SW viene con una gran cantidad de nuevas características. Ahora vienen con conos de papel no prensado para aumentar la amortiguación automática, mejorar el impacto transitorio y aumentar la rigidez estructural del cono en sí. Las rejillas de ventilación centrales están revestidas de cobre para reducir la distorsión magnética y mejorar la disipación de calor.

Utilizando los sólidos y bien diseñados amplificadores de potencia, los subwoofers SW están optimizados para un alto impacto a bajas frecuencias y son ideales para películas o música. Con los diversos acabados disponibles, estos subwoofers aportan estética con altavoces de suelo a juego.

La adición de un subwoofer añadirá peso y autoridad a cualquier sistema estéreo, ampliando la respuesta de frecuencia mucho más que los controladores de graves convencionales. Con los subwoofers Wharfedale, los amplificadores incorporados están diseñados para proporcionar una respuesta potente a estas frecuencias, mientras que un crossover continuamente variable proporciona una integración perfecta con los otros altavoces del sistema. Todos los modelos ofrecen un ajuste de fase para la adaptación adicional del sonido.

En un sistema multicanal, se recomienda un subwoofer para manejar el canal 'LFE' o de efectos de baja frecuencia del sonido Dolby Digital o DTS. El PowerCube proporciona el impacto y la dinámica para dar vida a la banda sonora sin que suene alguna vez a boomboom o borroso. Colores neg

Buscar