Buscar

Receptor AV - ¡Todo lo que Necesitas Saber!

  • 4 lectura mínima

Receptor AV

¿Qué es?

El receptor es la pieza fundamental de cualquiera home cinema, ya sea un cine dedicado o en tu sala convencional. El receptor se encarga de recibir las fuentes de audio y vídeo y transmitirlo a nuestras salidas, ya puede ser un proyector o puede ser un televisor. La distribución de sus entradas y salidas la podemos exponer según las necesidades que requiera la sala, en este caso, podemos transmitir audio y vídeo por un mismo cable, un HDMI.

También tenemos entradas y salidas digitales y analógica, la cual puede ser en forma de retorno de audio o envío de audio. El receptor también nos permite procesar el audio que entra y transformarlo en las tecnologías como DTS, DOLBY ATMOS o DTS: X que son las que más se usan.

El procesador también nos permite amplificar cajas acústicas, según el requerimiento de la sala, ya adaptándolo de un 5.1, 7.1 o una capa superior, como puede ser el Atmos con un 7.2.4 o inclusive AURO 3D. Por ejemplo, aquí podemos ver como el receptor se conecta a todos los dispositivos y podemos ver algunos ejemplos de zouros, que podemos utilizar en nuestro home cinema, como puede ser una playstation, un mini mac, un apple tv, un reproductor blu-ray, etcétera.

Set Up con amplificador independiente

Esta configuración se realiza cuando se requiere de mucha más potencia para mover las cajas acústicas de la sala. También requiere, depende del procesador, de un cableado específico (puede ser tipo XLR) que se utilizarían a través de las salidas balanceadas del procesador, llegando a la entrada balanceada de las etapas. Esta característica ayuda un poco al tema de calibración de las salas, cuando se hace el estudio acústico de la sala o cuando se hace la corrección de la sala, nos permite tener un mayor alcance a nivel de frecuencia y más estabilidad en características de audio.

Conectividad

La conectividad es muy importante, vamos a necesitar un receptor que tenga por lo menos la misma cantidad de entradas como dispositivos queremos conectar, y siempre intentar reservar una o dos adicionales para el futuro, por si queremos conectar algún otro dispositivo. Normalmente se suelen utilizar entre 5 o 6 entradas del HDMI, teniendo en cuenta que si en algún futuro queremos colocar alguna otra deberíamos de tener las reservadas dentro del receptor. A partir de cierto precio los receptores tienen entradas auxiliares en la parte frontal, para dispositivos que solamente son de uso cotidiano.

Además, debemos asegurarnos de que los conectores, sobre todo los HDMI, sean de última generación para que puedan así reproducir con fluidez cualquier tipo de resolución. Hay que asegurarnos que nuestro televisor, monitor o proyector, soporte las entradas en HDMI que se trabajan actualmente, al día de hoy contamos con una tecnología HDMI 2.1 que nos permite manejar velocidades de transmisión hasta 18 Gbps, lo cual nos permite llegar hasta una frecuencia de 115 Hz a 4K.

La mayoría de los procesadores suelen llevar doble salida HDMI, lo cual es bastante gratificante, porque antes solamente traían una. Tener doble salida HDMI nos da la posibilidad de poder conectar dos dispositivos a la vez, bien sea un proyector o un televisor.

Pre Outs ¿Para qué sirven?

Nos sirven en caso de que queramos amplificar el número de canales de nuestro receptor, si, por ejemplo, tenemos un DOLBY ATMOS con 5.1.4 y nuestro receptor solo está dotado con 5.1.2, necesitaremos un amplificador externo para poder amplificar esos dos canales que faltan, la cual es una configuración bastante recomendada para cualquier home cinema.

Power Ratings

Es complicado acercar nuestros altavoces y receptor y que casen bien. Normalmente las medidas de vatios que nos facilitan los fabricantes actualmente son poco reales, por lo que debemos de informarnos y asegurarnos bien de cuál es la potencia real del amplificador. Para asociar unas cajas debemos fijarnos en la impedancia a la que trabajan los altavoces que hemos elegido, por lo general 4/8/6 Ohm, ya que según la impedancia el amplificador nos dará una potencia distinta. También es importante la sensibilidad del altavoz, a mayor sensibilidad menos potencia requeriremos para movernos.

La calibración de los altavoces

Vamos a tener diferentes niveles de calibradores, dependiendo de lo que valga el receptor, lo perfecto sería tener una habitación totalmente cuadrada, pero esto es bastante difícil. El equipo lo que hará es calibrar el sonido dependiendo de las dimensiones de tu habitación. Por ejemplo, en nuestra opinión, Dirak es uno de los sistemas de corrección de sala más competitivos del mercado, ofreciéndonos un potente software con un nivel profesional y un fácil manejo de la herramienta, con el que la corrección y la calibración de la sala será plenamente satisfactoria.

Coste

El receptor AV es una de las inversiones más importantes de nuestro home cinema. Es importante comprar siempre un modelo de última generación, ya que, en cortos plazos de tiempo, la tecnología de estos dispositivos suele avanzar mucho y los receptores AV tienden a quedarse obsoletos en unos pocos años, por cambios en los formatos de HDMI, sistemas de decodificación, etcétera.

Por tanto, si queremos sacar el máximo partido a nuestro home cinema, vamos a renovar nuestro receptor con más frecuencia que otros dispositivos del equipo. Cabe la posibilidad de que contemos con un amplificador o receptor AV de muy alta gama, en este caso, en lugar de sustituirlo por un modelo nuevo, algunos fabricantes nos dan la posibilidad de sustituir las placas internas de vídeo del amplificador por unas actualizadas. Sería como cambiar nuestro viejo receptor AV por uno nuevo, pero manteniendo la calidad de previos y amplificación del dispositivo original del que ya disponíamos.

Consejo final de Area

Nuestra recomendación, dependiendo del nivel de home cinema que quieras tener, es invertir más en los altavoces. Esta tecnología no va a cambiar, pero no podemos añadir unos altavoces que no estén adecuadamente amplificados.

En Area pensamos que la potencia es clave para el rendimiento óptimo de los altavoces, comprar unos de gama alta y que nuestro amplificador no tenga la energía suficiente para moverlos provocaría una mayor distorsión y un peor sonido, en definitiva, un peor equipo. Por tanto, recuerda que la sinergia entre el receptor y altavoces es muy importante para sacar el máximo rendimiento a tu equipo bueno.

Buscar